Taquicardias o "ritmos rápidos" son ritmos del corazón por encima de los 100 latidos por minutos ( la mayoría de las veces por encima de los 130 o 140 lpm), que producen típicamente síntomas de "palpitaciones" o simplemente malestar en el pecho o sensación de "falta de aire"

Es fundamental hacer un ECG durante los síntomas para poder catalogar ( o poner un      " apellido") a esas taquicardias, y conocer la  importancia de la misma.

El tratamiento variará según el tipo de taquicardia y puede oscilar entre añadir algún fármaco que ayude a controlar el ritmo cardíaco o la necesidad de estudios invasivos sobre la electricidad del corazón ( estudio electrofisiológico)